Cédula de Identificación Fiscal: Puntos a conocer

Uno de los documentos más importantes para un ciudadano mexicano es la cédula de identificación fiscal (CIF). Toda persona que sea contribuyente debe tener la CIF que lo expide la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que es la que tiene el Registro federal de contribuyentes (RFC).

Este documento se deberá tener a la mano siempre para cualquier trámite o consulta que se deba realizar en el SAT.  También es necesario imprimirla, ya que esta  será la que acompañe a las facturas o los recibos de honorarios para tener un control fiscal. De igual manera se  podrá  reimprimir las veces que sea necesario el RFC.

Cédula de Identificación Fiscal: Puntos a conocer

Si se desea imprimir el RFC con la Cédula de Identificación Fiscal se puede hacer de dos maneras. La primera es por internet y la segunda es personalmente acudiendo a una de las oficinas autorizadas.

Para imprimir el RFCCIF por internet, se debe hacer lo siguiente:

  • Ingresar al SAT y en la opción de trámites se podrá consultar con el número de RFC y la contraseña.
  • Luego en el menú de la izquierda se le dará clic a Servicios.
  • Una vez que se dé clic, aparecerá la constancia de inscripción en la CIF. Esta dependerá del régimen fiscal en donde se esté inscrito. Aquí se podrán realizar las impresiones que se necesiten o bien se podrá descargar la imagen.

También se podrá realizar cualquier tipo de consulta  través de INFOSAT llamando al 01 800 46 36 728 y luego marcar la opción número dos.

Para imprimir el RFCCIF personalmente se deberá acudir a cualquier oficina autorizada del SAT con los requisitos necesarios. De esta manera se entregará la copia de su cédula de Identificación Fiscal y la guía de obligaciones. Los documentos necesarios para acudir a las oficinas son los siguientes:

  • El documento original de identificación oficial del representante legal.
  • Si existe alguna representación fiscal se deberá llevar la copia certificada del poder notarial.
  • La clave del Registro Fiscal de Contribuyentes (RFC)

Este servicio es totalmente gratuito, lo que quiere decir que la copia no tiene valor alguno por lo cual ninguna persona puede cobrar.

La CIF contiene la siguiente información: CURP, nombre, apellido paterno y materno, fecha de nacimiento, fecha de inicio de operaciones, estado del contribuyente, último cambio de situación, entidad federativa, tipo y nombre de la vialidad, número exterior e interior, código postal, correo electrónico, administración local, régimen y fecha de alta.

Por qué es imprescindible que tengas tu RFC en México

Un Registro Federal Contribuyente, conocido por sus siglas RFC, no es más que una especie de configuración o clave que está conformada tanto por números como por letras, de los cuales debes ajustarse a 13 caracteres. En general estos están guiados por los datos personales de la persona quien lo solicite, desde factores como sus apellidos maternos y paternos, fecha exacta de nacimiento, más tres figuras numéricas que las proporcionan el mismo Servicio de Administración Tributaria o el también llamado SAT.

Cualquier trámite fiscal que se realice dentro del país, estas deben estar bajo el control del SAT, y por supuesto, la persona que requiera prescindir de estos servicios tiene que poseer obligatoriamente todas las gestiones que estén asociadas con el RFC. Y este motivo se debe a que en su clave alfanumérica contiene las “llaves” necesarias para abrir cualquier negociación que involucre económicamente con los intereses de la nación.

Se puede decir que más que un requisito, es un protocolo de orden legal que todo ciudadano residido o no en México, debe de tener. Sin embargo, si aún no has iniciado este proceso de tipo fiscal, te recomendamos que vayas aprendiendo a consultar tu RFC.

¿Cómo comenzar a hacerlo?

Uno de los procesos más sencillos, prácticos y sobretodo rápidos para obtener las formas de su RFC, es solicitando directamente la homoclave, que para en casos del pasado, solo estaba sujeta a personas exclusivamente profesionales. En la actualidad, cualquiera persona que quiera emprender y comenzar sus procesos para ejercerlo, solo necesitará del acceso al internet para adquirir su homoclave.

Cómo se agrupan las empresas y personas

Como ya hemos mencionado anteriormente, si una persona que desea trabajar dentro de la República Mexicana, así sea que esté residenciado o no en el área, es de carácter obligatorio comenzar este trámite. En cuanto a los pagos de la declaración de impuestos, las cosas se pueden presentar dependiendo del caso, ya que los porcentajes de pago pueden variar dependiendo de las ganancias que se obtengan cada mes.

El Registro federal de contribuyentes agrupa a dos tipos de casos: las personas que prestan sus servicios a las empresas, se les denominan como “personas físicas”, por lo que sus pagos como la declaración de impuestos se darán frente a las condiciones de dicho sujeto.  Mientras que a las empresas (de carácter privado), se les consolida bajo el nombre de “personas morales”, por pertenecer a una organización.

Más información en https://www.curpyrfc.org.mx/imprimir-rfc-sat/

¿Estaba México preparado para la Clave Única de Registro de Población?

Mucha atención ha recibido la implementación de la Clave Única de Registro de Población en el tiempo que ha estado vigente, ya más de dos décadas. Como con todo aquello que marca tendencia, el interés se divide en negativo y positivo. Están los que ven el CURP como un rotundo fracaso que no dio resultados en todo este tiempo y están aquellos que creen que lo mejor está por venir. Pero hay un tercer grupo que, aunque no es inmune a la realidad, intenta sacar lo mejor de todo y se fija en los aspectos favorables de los hechos.

La Base de Datos Nacional de Clave Única de Registro de Población se creó como un mecanismo para registrar individualmente a los mexicanos residentes dentro del territorio y aquellos que estén en el extranjero, ingresarlos en el sistema y asignarles un código alfanumérico, único e intransferible que acredite su identidad. Es una herramienta que bien aplicada provee de múltiples beneficios, ahorra recursos a la Administración Pública y optimiza los procesos para las gestiones en dichas instancias. Se puede decir incluso que sus resultados registrales pudiesen servir de materia prima a las nuevas políticas de población, adecuadas a las verdaderas necesidades de los grupos más vulnerables.

Muchas variables a tomar en cuenta en la ejecución de CURP

Pero el éxito de la base de datos CURP no depende de su diseño. Por una parte, la interconexión de las bases gubernamentales con el CURP proveen a este de los datos existentes en sistema, sean ciertos o no. La comprobación depende de los funcionarios, por ejemplo, del Registro Civil, no de la administración del CURP. Si los datos que el Registro Civil migra al CURP son forjados o presentan discrepancias, el CURP se llena de datos errados y así con todas las demás bases. Cabe recordar que si las bases de origen son débiles o inestables, el CURP termina siendo igual o peor, porque es una mega base que contiene todas las debilidades derivadas de las fuentes primarias.

Por otra parte, en teoría todo es perfecto hasta que toca llevar a la práctica el objetivo trazado. La base CURP es una plataforma que persigue fines sociales positivos. Sin embargo, el uso que se le dé va a depender de los ejecutores del sistema, es decir, las autoridades y los funcionarios públicos responsables. Un manejo transparente deriva en un sistema eficaz al 100%, pero esta es una cuestión subjetiva, es decir, que las decisiones que se tomen al respecto, sean o no las correctas, están supeditadas a las necesidades de los sujetos en quienes se delegó tal función.

Puede ser también en parte el desconocimiento acerca de la herramienta tecnológica que tenía entre manos lo que devino en problemas de administración del sistema. Lo cierto es que el CURP requiere con urgencia una depuración de la base de datos para eliminar ese excedente que quedará indeleble en la memoria del colectivo, no así en las administraciones en las cuales sucedieron, que además estaban encargadas de velar por la seguridad de estos datos. Adicionalmente requiere una auditoria de data para verificar cuántos de estos registros que almacena son verdaderos. Es probable entonces que México no estuviese (éticamente) preparado para el CURP.

CURP certificada

CURP certificada

Desde hace más de 20 años, la Clave Única de Registro de Población cambió la manera en la que nos identificamos los mexicanos, no sólo ante instancias gubernamentales, sino también con particulares.

La CURP se empezó a entregar de manera gratuita desde octubre de 1996 hasta la fecha. En aquel entonces, la única manera de obtener este trámite era acudiendo a las oficinas del registro civil del estado de la República Mexicana en donde residieras o yendo al módulo de atención ciudadana del RENAPO.

Luego el funcionario que te atendía capturaba tu son datos en el sistema y en cuestión de minutos te entregaba tu constancia de identidad, misma que era impresa en una hoja de color verde, muy similar al tipo de papel que se utilizaba para las actas de nacimiento de aquel entonces.

No obstante, con el correr de los años el Gobierno Federal creó nuevas maneras en las que los ciudadanos pudimos consultar la CURP.

Gracias a la creación del portal web para imprimir la CURP, cualquier persona puede ingresar desde su computadora y obtener una copia fiel del original.

Pese a lo extraño que parezca, esta solución no satisfizo a toda la población, ya que hubo quienes no estuvieron de acuerdo en utilizar medios virtuales para solicitar la CURP gratis, pues argumentaban que una hoja de papel común y corriente no podía tener la misma validez oficial que la “original” de antaño.

Fue en ese momento cuando las autoridades de la Secretaría de Gobernación dieron a conocer que cualquier impresión que se realizara desde la página oficial, sería considerada por las instituciones públicas como una CURP certificada, sin importar que éstas sólo se podían obtener en “escala de grises”.

Por cierto, en el verano pasado, la oficina de comunicación de la SEGOB citó a una conferencia de prensa a los medios de comunicación más importantes del país.

En esa reunión el titular de la dependencia dijo que, a partir de agosto de 2017, los ciudadanos podían disfrutar de un nuevo formato de CURP. Esto como parte de la iniciativa “Soy México”, la cual busca entre otras cosas que todas las personas que vivan legalmente en el país tengan el derecho de preservar su identidad.

Entre los cambios más perceptibles que se le hicieron a la constancia de CURP, podemos mencionar el que ahora tanto el nombre como la clave en sí tienen una fuente distinta con lo que son mucho más sencillas de leerse.

Aunado a esto, no queremos dejar de mencionar que también aparece el lábaro patrio y un par de códigos QR que tienen la característica fundamental de poder ser leídos desde cualquier dispositivo móvil que se utilice a manera de “escáner”.

Tal vez el cambio que más llama la atención con respecto a la nueva CURP gratis, es que la constancia ya no pueda ser recortada, puesto que el documento debe presentarse completo. Es decir, la hoja tamaño carta en su totalidad para que tenga validez.

No obstante, la funcionalidad de almacenamiento sigue estando presente, ya que aún la copia digital sigue siendo creada en un archivo PDF.

Qué es el CURP: Puntos importantes

Qué es el CURP: Puntos importantesCada País establece sus normas y reglamentos que les permitirán a sus habitantes vivir bajo los lineamientos que se quiere, para ello establecen estrategias de toda índole. Así es el caso de México donde se instaura un sistema de identificación para saber la cantidad de sus hijos o residentes.

Partiendo de esta idea surge el CURP, un sistema que registra mediante un código contentivo de Dieciocho (18) características específicas con el propósito de reconocer y dar a conocer a todas las personas que residen a lo largo y ancho de la región o país, en este caso específicamente para México.

Todos los seres que se encuentren viviendo o no en ese país deben sacarlo, porque es un requisito indispensable incluso los que por alguna razón han tenido que irse a otro lado del mundo buscando nuevas oportunidades de vida o por algún disfrute de otras culturas.

Todo esto se realiza mediante un sistema de datos, establecido por la Ley de Población, otorgada por su secretaria. Y luego se procesa en un Registro Nacional de Población (RENAPO) quien tendrá la responsabilidad de crear el CURP.

El código ofrecerá una identificación personal que podrá decir si eres trabajador del Gobierno o no, es decir, si desempeña un cargo en la Administración Pública y cuál sería.

Para obtenerlo se tendrán que seguir las siguientes indicaciones:

Se efectúa directamente por el interesado en una oficina de preferencia, no por las redes.

Solo necesitarás tu partida de nacimiento y algún otro documento personal emitido a tu nombre o algún otro que contenga una imagen propia.

Es importante resaltar que este sistema se le irán adicionando todos los recaudos que sean obligatorios y se soliciten para hacer más sostenible y confiable la información.

Si ya te asignaron el código puedes realizar la visualización a través de las redes o también puedes entrar con información personal que te identifica. Para realizar las consultas en los siguientes aspectos:

Cuando no se pudo emitir el recibo donde consta que fue realizado el trámite.

Cuando el documento fue extraviado y, por último.

Cuando el proceso haya sido realizado por un ente sin la previa notificación y no le fue entregado el recibo.

Para tenerlo impreso se realiza en las redes en distintas páginas, es importante informar que actualmente el color no es relevante como lo fue anteriormente la impresión puede ser sin color y tiene la misma autenticidad del usuario.