SAT estudia eliminar portales de facturación de empresa

Esto lo realizan principalmente para evitar que las empresas hagan que los compradores efectúen sus propias facturas, debido a que era muy común que al comprador le delegaran la obligación de realizar la facturación.

SAT estudia eliminar portales de facturación de empresa

Por lo cual el para evitar este tipo de inconvenientes el SAT estudia eliminar portales de facturación de empresa, y así la empresa no podrán usar estos sitios, para que los contribuyen realicen sus propias facturas.

¿En qué consiste?

El contribuyente no esta en la obligación de realizar sus propias facturas, ya que para realizar las facturas solo es necesario entregar el RFC, en caso que el contribuyente no proporcione los datos personales de su RFC.

Es cuando se dirigen a los portales donde las empresas realizan las facturaciones y colocan los datos que no tuvieron a la mano, obteniendo así la factura, ahora la SAT busco eliminar este tipo de portales.

Esto ayudaría a agilizar los procesos y a reducir el tiempo de los tramites. Además, ahora las empresas y los negocios son los que quedaran obligaciones con la responsabilidad como debió haberse hecho antes.

¿Por qué lo hacen?

Esto es muy común verlo, y no solamente en los negocios pequeños, por lo cual ocasiona que se vean afectados muchos contribuyentes, debido a que terminan realizando sus propias facturas, pensando que tienen un límite de tiempo.

Siendo todo lo contrario debido a que el código fiscal establece, “las facturas se pueden realizar en todo el año fiscal al cual se realizo la venta”. Lo cual no posee un límite de pocos días como le hacen crear al contribuyente.

Por lo tanto, la idea del SAT es buscar bajar el tiempo y los costos para todos los contribuyentes, por lo cual se busca eliminar portales de facturación de empresa, con el fin de lograr el objetivo planteado por la SAT.

¿Cuándo lo harán?

Hasta el momento todo a sido solamente rumores, ya que están basados puramente en comentarios realizados por el jefe de la SAT, estos comentarios iniciaron cuando empezó como jefe de esta dependencia.

Por el momento esto solo ha sido nada mas que una idea, lo cual podría realizarse en un futuro, pero aun así podría ser uno de los mejores cambios los cuales beneficiarían a los contribuyentes, ahorrándole tiempo y problemas.

Habría que esperar a que se empiece a ejecutar estos planes por parte del SAT.

Quiero mi RFC gratis

El trámite de RFC es muy importante que se lleve a cabo, antes de que un ciudadano comience a trabajar, pues de esa manera la Secretaría de Hacienda y Crédito Público podrá tener todos los documentos listos al momento de que dicho individuo comience a laborar.

Decidimos titular la entrada del día de hoy como “Quiero mi RFC gratis”, ya que es lo que mucha gente me menciona tanto en persona como en mis redes sociales.

Lo cierto es que hay un sin fin de leyendas urbanas con respecto a la manera en la que se debe obtener el RFC gratis. Por ejemplo, hay quienes dice que sólo se puede conseguir si el interesado acude al módulo del SAT que le corresponde.

Este método es el tradicional, es decir el que sea utilizado desde hace muchos años, pues antes de la llegada de Internet al país, la única forma de ponerse en contacto con las autoridades fiscales era yendo a las oficinas para ser atendido en ventanilla.

Para el cálculo del RFC con homoclave, no se necesita registrar una cita con anticipación, aunque te recomendamos que lo hagas, puesto que de esa manera no perderás nada de tiempo.

Si decides acudir al SAT, debes llevar la siguiente documentación en original y copia:

– Copia certificada de tu acta de nacimiento que no presente tachaduras ni enmendaduras.

– Constancia de CURP (de ser posible actualizada).

– Comprobante de domicilio con antigüedad no mayor a 60 días (recibo de telefonía fija, energía eléctrica, servicio de agua potable etc.).

– Identificación vigente con fotografía (INE, pasaporte, cédula profesional etc.).

La obtención del RFC con homoclave no tardará más de un par de horas. Aunque como sabes todo eso depende del número de personas que haya antes que tú.

Al finalizar, la persona que te atienda te hará entrega de tu acuse de recibo, tu Cédula de Identificación Fiscal y tu guía de obligaciones.

Por supuesto, si tienes algunos conocimientos tecnológicos puedes decantarte por pedir el RFC en línea. Para eso hay que ingresar a la página oficial de este órgano descentralizado (la puedes buscar en Internet o bien dar clic en este enlace: www.sat.gob.mx).

Luego tendrás que localizar el link llamado “Trámites” para que puedas iniciar con el proceso de inscripción o como la gente lo conoce “darse de alta en hacienda”.

Las autoridades hacendarias te brindan dos posibilidades distintas para que puedas adherirte a este sistema. El primero de ellos consiste en un pre registro online en donde al final tendrás que ir a recoger tus documentos a la oficina tributaria más cercana a tu domicilio. Si no sabes donde se ubica, no te preocupes, ya que en la sección de Citas SAT podrás verificarlo fácilmente.

La segunda vertiente para solicitar tu RFC gratuito tiene que ver con elegir la opción de registro con CURP. Con este método al término del llenado del formulario podrás imprimir o guardar una copia de tu CIF en cualquier dispositivo que quieras (una computadora, una laptop, una tableta, una memoria USB, un disco compacto etc.).

Cédula de Identificación Fiscal: Puntos a conocer

Uno de los documentos más importantes para un ciudadano mexicano es la cédula de identificación fiscal (CIF). Toda persona que sea contribuyente debe tener la CIF que lo expide la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que es la que tiene el Registro federal de contribuyentes (RFC).

Este documento se deberá tener a la mano siempre para cualquier trámite o consulta que se deba realizar en el SAT.  También es necesario imprimirla, ya que esta  será la que acompañe a las facturas o los recibos de honorarios para tener un control fiscal. De igual manera se  podrá  reimprimir las veces que sea necesario el RFC.

Cédula de Identificación Fiscal: Puntos a conocer

Si se desea imprimir el RFC con la Cédula de Identificación Fiscal se puede hacer de dos maneras. La primera es por internet y la segunda es personalmente acudiendo a una de las oficinas autorizadas.

Para imprimir el RFCCIF por internet, se debe hacer lo siguiente:

  • Ingresar al SAT y en la opción de trámites se podrá consultar con el número de RFC y la contraseña.
  • Luego en el menú de la izquierda se le dará clic a Servicios.
  • Una vez que se dé clic, aparecerá la constancia de inscripción en la CIF. Esta dependerá del régimen fiscal en donde se esté inscrito. Aquí se podrán realizar las impresiones que se necesiten o bien se podrá descargar la imagen.

También se podrá realizar cualquier tipo de consulta  través de INFOSAT llamando al 01 800 46 36 728 y luego marcar la opción número dos.

Para imprimir el RFCCIF personalmente se deberá acudir a cualquier oficina autorizada del SAT con los requisitos necesarios. De esta manera se entregará la copia de su cédula de Identificación Fiscal y la guía de obligaciones. Los documentos necesarios para acudir a las oficinas son los siguientes:

  • El documento original de identificación oficial del representante legal.
  • Si existe alguna representación fiscal se deberá llevar la copia certificada del poder notarial.
  • La clave del Registro Fiscal de Contribuyentes (RFC)

Este servicio es totalmente gratuito, lo que quiere decir que la copia no tiene valor alguno por lo cual ninguna persona puede cobrar.

La CIF contiene la siguiente información: CURP, nombre, apellido paterno y materno, fecha de nacimiento, fecha de inicio de operaciones, estado del contribuyente, último cambio de situación, entidad federativa, tipo y nombre de la vialidad, número exterior e interior, código postal, correo electrónico, administración local, régimen y fecha de alta.

Por qué es imprescindible que tengas tu RFC en México

Un Registro Federal Contribuyente, conocido por sus siglas RFC, no es más que una especie de configuración o clave que está conformada tanto por números como por letras, de los cuales debes ajustarse a 13 caracteres. En general estos están guiados por los datos personales de la persona quien lo solicite, desde factores como sus apellidos maternos y paternos, fecha exacta de nacimiento, más tres figuras numéricas que las proporcionan el mismo Servicio de Administración Tributaria o el también llamado SAT.

Cualquier trámite fiscal que se realice dentro del país, estas deben estar bajo el control del SAT, y por supuesto, la persona que requiera prescindir de estos servicios tiene que poseer obligatoriamente todas las gestiones que estén asociadas con el RFC. Y este motivo se debe a que en su clave alfanumérica contiene las “llaves” necesarias para abrir cualquier negociación que involucre económicamente con los intereses de la nación.

Se puede decir que más que un requisito, es un protocolo de orden legal que todo ciudadano residido o no en México, debe de tener. Sin embargo, si aún no has iniciado este proceso de tipo fiscal, te recomendamos que vayas aprendiendo a consultar tu RFC.

¿Cómo comenzar a hacerlo?

Uno de los procesos más sencillos, prácticos y sobretodo rápidos para obtener las formas de su RFC, es solicitando directamente la homoclave, que para en casos del pasado, solo estaba sujeta a personas exclusivamente profesionales. En la actualidad, cualquiera persona que quiera emprender y comenzar sus procesos para ejercerlo, solo necesitará del acceso al internet para adquirir su homoclave.

Cómo se agrupan las empresas y personas

Como ya hemos mencionado anteriormente, si una persona que desea trabajar dentro de la República Mexicana, así sea que esté residenciado o no en el área, es de carácter obligatorio comenzar este trámite. En cuanto a los pagos de la declaración de impuestos, las cosas se pueden presentar dependiendo del caso, ya que los porcentajes de pago pueden variar dependiendo de las ganancias que se obtengan cada mes.

El Registro federal de contribuyentes agrupa a dos tipos de casos: las personas que prestan sus servicios a las empresas, se les denominan como “personas físicas”, por lo que sus pagos como la declaración de impuestos se darán frente a las condiciones de dicho sujeto.  Mientras que a las empresas (de carácter privado), se les consolida bajo el nombre de “personas morales”, por pertenecer a una organización.