CURP certificada

CURP certificada

Desde hace más de 20 años, la Clave Única de Registro de Población cambió la manera en la que nos identificamos los mexicanos, no sólo ante instancias gubernamentales, sino también con particulares.

La CURP se empezó a entregar de manera gratuita desde octubre de 1996 hasta la fecha. En aquel entonces, la única manera de obtener este trámite era acudiendo a las oficinas del registro civil del estado de la República Mexicana en donde residieras o yendo al módulo de atención ciudadana del RENAPO.

Luego el funcionario que te atendía capturaba tu son datos en el sistema y en cuestión de minutos te entregaba tu constancia de identidad, misma que era impresa en una hoja de color verde, muy similar al tipo de papel que se utilizaba para las actas de nacimiento de aquel entonces.

No obstante, con el correr de los años el Gobierno Federal creó nuevas maneras en las que los ciudadanos pudimos consultar la CURP.

Gracias a la creación del portal web para imprimir la CURP, cualquier persona puede ingresar desde su computadora y obtener una copia fiel del original.

Pese a lo extraño que parezca, esta solución no satisfizo a toda la población, ya que hubo quienes no estuvieron de acuerdo en utilizar medios virtuales para solicitar la CURP gratis, pues argumentaban que una hoja de papel común y corriente no podía tener la misma validez oficial que la “original” de antaño.

Fue en ese momento cuando las autoridades de la Secretaría de Gobernación dieron a conocer que cualquier impresión que se realizara desde la página oficial, sería considerada por las instituciones públicas como una CURP certificada, sin importar que éstas sólo se podían obtener en “escala de grises”.

Por cierto, en el verano pasado, la oficina de comunicación de la SEGOB citó a una conferencia de prensa a los medios de comunicación más importantes del país.

En esa reunión el titular de la dependencia dijo que, a partir de agosto de 2017, los ciudadanos podían disfrutar de un nuevo formato de CURP. Esto como parte de la iniciativa “Soy México”, la cual busca entre otras cosas que todas las personas que vivan legalmente en el país tengan el derecho de preservar su identidad.

Entre los cambios más perceptibles que se le hicieron a la constancia de CURP, podemos mencionar el que ahora tanto el nombre como la clave en sí tienen una fuente distinta con lo que son mucho más sencillas de leerse.

Aunado a esto, no queremos dejar de mencionar que también aparece el lábaro patrio y un par de códigos QR que tienen la característica fundamental de poder ser leídos desde cualquier dispositivo móvil que se utilice a manera de “escáner”.

Tal vez el cambio que más llama la atención con respecto a la nueva CURP gratis, es que la constancia ya no pueda ser recortada, puesto que el documento debe presentarse completo. Es decir, la hoja tamaño carta en su totalidad para que tenga validez.

No obstante, la funcionalidad de almacenamiento sigue estando presente, ya que aún la copia digital sigue siendo creada en un archivo PDF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *