Quiero mi RFC gratis

El trámite de RFC es muy importante que se lleve a cabo, antes de que un ciudadano comience a trabajar, pues de esa manera la Secretaría de Hacienda y Crédito Público podrá tener todos los documentos listos al momento de que dicho individuo comience a laborar.

Decidimos titular la entrada del día de hoy como “Quiero mi RFC gratis”, ya que es lo que mucha gente me menciona tanto en persona como en mis redes sociales.

Lo cierto es que hay un sin fin de leyendas urbanas con respecto a la manera en la que se debe obtener el RFC gratis. Por ejemplo, hay quienes dice que sólo se puede conseguir si el interesado acude al módulo del SAT que le corresponde.

Este método es el tradicional, es decir el que sea utilizado desde hace muchos años, pues antes de la llegada de Internet al país, la única forma de ponerse en contacto con las autoridades fiscales era yendo a las oficinas para ser atendido en ventanilla.

Para el cálculo del RFC con homoclave, no se necesita registrar una cita con anticipación, aunque te recomendamos que lo hagas, puesto que de esa manera no perderás nada de tiempo.

Si decides acudir al SAT, debes llevar la siguiente documentación en original y copia:

– Copia certificada de tu acta de nacimiento que no presente tachaduras ni enmendaduras.

– Constancia de CURP (de ser posible actualizada).

– Comprobante de domicilio con antigüedad no mayor a 60 días (recibo de telefonía fija, energía eléctrica, servicio de agua potable etc.).

– Identificación vigente con fotografía (INE, pasaporte, cédula profesional etc.).

La obtención del RFC con homoclave no tardará más de un par de horas. Aunque como sabes todo eso depende del número de personas que haya antes que tú.

Al finalizar, la persona que te atienda te hará entrega de tu acuse de recibo, tu Cédula de Identificación Fiscal y tu guía de obligaciones.

Por supuesto, si tienes algunos conocimientos tecnológicos puedes decantarte por pedir el RFC en línea. Para eso hay que ingresar a la página oficial de este órgano descentralizado (la puedes buscar en Internet o bien dar clic en este enlace: www.sat.gob.mx).

Luego tendrás que localizar el link llamado “Trámites” para que puedas iniciar con el proceso de inscripción o como la gente lo conoce “darse de alta en hacienda”.

Las autoridades hacendarias te brindan dos posibilidades distintas para que puedas adherirte a este sistema. El primero de ellos consiste en un pre registro online en donde al final tendrás que ir a recoger tus documentos a la oficina tributaria más cercana a tu domicilio. Si no sabes donde se ubica, no te preocupes, ya que en la sección de Citas SAT podrás verificarlo fácilmente.

La segunda vertiente para solicitar tu RFC gratuito tiene que ver con elegir la opción de registro con CURP. Con este método al término del llenado del formulario podrás imprimir o guardar una copia de tu CIF en cualquier dispositivo que quieras (una computadora, una laptop, una tableta, una memoria USB, un disco compacto etc.).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *